19 Feb 2014

19 Feb 2014

Beneficios de la implantación de normas de seguridad alimentaria

Categorías: Blog, Consultora de calidad en Málaga y Marbella, Empresa certificadora ISO 9001 en Marbella y Málaga, ISO 14001 en Málaga y Marbella

Beneficios de la implantación de normas de seguridad alimentaria

Existen diversas normas certificables para las empresas relacionadas con el sector alimentario enfocadas a garantizar la seguridad sus productos. Aunque los requisitos exigidos por las distintas normas responden a necesidades distintas (BRC para el mercado Británico, IFS para el mercado alemán y francés, ISO 22000 para mercado español,…), su estructura basada en un sistema de gestión de calidad y su enfoque en el APPCC del Codex Alimentarius, permite la armonización entre las diversas normas de seguridad alimentaria y otras tales como la norma ISO 14001, ISO 9001, etc…

La singularidad de estas normas es su enfoque en garantizar la inocuidad de los alimentos. Este es uno de los aspectos de mayor peso al que las empresas del sector alimentario deben atender. Una de las consecuencias que han tenido las emergencias alimentarias ocurridas en las últimas décadas, ha sido la preocupación por parte de los consumidores de que se garantice un riguroso control a lo largo de la cadena de producción, distribución y venta de productos alimenticios. Esto constituye una exigencia ineludible para las empresas del sector, que persiguen no solo ajustarse al cumplimiento de la normativa legal, sino superarlos con el fin transmitir una mayor confianza a los consumidores, en busca de una mayor competitividad de sus productos en el mercado.

La certificación en alguna de estas normas constituye una garantía para el consumidor, de que los alimentos son seguros. Las normas de seguridad alimentaria son aplicables a empresas dedicadas a la producción agroalimentaria, procesado de alimentos, distribución e incluso al sector de la restauración y hostelería.

La globalización del mercado demanda la implantación de estándares de control también internacionales, que cubran dichas exigencias higiénicas y permitan hacer frente a posibles emergencias alimentarias de forma efectiva. Es por esto que las garantías que supone ser certificado por organismos independientes en alguna de estas normas, se antoja imprescindible para la apertura de las empresas en un mercado de alimentos globalizado.